miércoles, 16 de septiembre de 2015

¿QUE SIGNIFICA CONOCER A DIOS?





Existe una pregunta que en alguna oportunidad ha pasado por nuestra mente.-
¿Conozco realmente a Dios?, ¿Cómo sé que le conozco?

Quizá razonamos rápidamente y decimos, al estudiar cada aspecto de Él en las escrituras. Y sí, es verdad, más sin embargo no todo termina allí. La palabra del Señor nos da un recorrido extenso acerca del verdadero conocimiento de Él y su justicia, sus atributos y las verdades correspondientes a su propósito en nuestras vidas.

En Corinto se notaba una obsesión de que el conocimiento lo es todo y Pablo responde rápidamente a su carta diciendo:

1Co 8:2 Y si alguno considera que conoce algo, aún no conoce nada como le debiera conocer.

La búsqueda de conocimiento es fundamental para nuestro diario vivir, si empleamos el uso adecuado en ello, pero cuando nuestra motivación no nos conduce hacia la verdadera meta del conocimiento bíblico, corremos el peligro de llenar nuestros corazones de arrogancia e intenciones que no corresponden a las verdades reveladas en las escrituras para nosotros.

Hace mucho tiempo el conocimiento era una necesidad urgente para los creyentes, para comprender con claridad las verdades bíblicas que los conducirían a una vida de rectitud, apegada a la voluntad de quien les había llamado a seguirles en ese tiempo, no obstante nuestra era está llena de ignorancia disfrazada de intelectualismo, que ha llevado a miles de congregantes a posturas incorrectas, prácticas no autorizadas por la biblia y a enseñar mentiras disfrazadas con versículos bíblicos fuera de contexto.

¿Pero basta solamente con poseer toda la información bíblica en nuestra mente para decir que conocemos a Dios?

Conocer va mucho más allá de poseer una información, éstos pretendían haber alcanzado un conocimiento perfecto en el tiempo, pero Pablo les dice: <aún no conoce nada como le debiera conocer> 
 ¿Cuál es, entonces, el principio del verdadero conocimiento?, el fundamento de este se encuentra en un conocimiento personal de Dios, y se muestra claramente en la gracia, misericordia, humildad, obediencia e integridad de aquel que posee el conocimiento.

Jer 22:16  Hizo justicia al pobre y al necesitado y los ayudó, y le fue bien en todo. ¿No es eso lo que significa conocerme? —Dice el SEÑOR—.

Todo verdadero conocimiento deriva de nuestro Señor Jesucristo, y este revela el carácter mismo de él en nuestra vida, no existe un conocimiento genuino de Dios, si este no afecta nuestra vida, y si no lo hace es porque no hemos conocido nada como debiéramos conocerlo.

Jer 9:24 Si alguien quiere hacer alarde de algo, que lo haga de que aprendió a conocerme, y de que entiende que yo soy el Señor que actúa con fiel amor, justicia y rectitud, pues es lo que a mí me gusta. Lo dice el Señor.

Pablo insta a los corintios a que reexaminen la idea que tienen del conocimiento y a que entiendan lo que deberían saber, el verdadero conocimiento que deriva de nuestro Señor Jesucristo:

Col 2:2-3  para que sean confortados sus corazones, y sean acercados mediante el amor a la plenitud de la riqueza de la seguridad, y al entendimiento del conocimiento del misterio de Dios Padre, y del Cristo,  (3)  en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.


Joven, no existe verdadero conocimiento sin Cristo, la motivación con la que estudias la palabra de Dios afectará de una u otra forma tu vida, así que procura que ese conocimiento transforme tu mente y te conduzca a una vida de gracia, obediencia e integridad, pues de nada sirve decir que crees, sino abrazas a Jesucristo como lo más preciado de tu vida sabiendo que no existe algo más satisfactorio que poseerlo a Él para siempre. 
(Comparte este Articulo)
Share on Google+ Tweet about this on Twitter Share on Facebook
_____________________________________________________________________________

Joven pensador bíblico, administrador del sitio, estudiante de Ing. Informática y Licenciatura en Ciencias Teológicas. De Casa de Oración Venezuela.

1 comentario:

  1. Que buen análisis mi hermano querido!! Ha sido muy acertado con esta verdad profunda que nuestro Señor y Dios nos ha revelado en su Palabra, pero que nos cuesta descubrir y disfrutar.

    Me vine encontrar con esta verdad estudiando el libro del profeta Oseas (4:1,6; 6:6), cuando diagnostica al pueblo de Israel en carencia de CONOCIMIENTO DE DIOS!! .. De allí, el Señor me confrontó con esto y anhelo que mas de nosotros (sus hijos) lo gustemos y no caigamos en el error de Israel.

    El Señor nos ayude!

    ResponderEliminar